40e6eafca3c2e1ed959b7d9c73022dfao.jpgPublicada el 9/05/05  en itaxista.org

¿ Qué opinión te merece el nuevo Reglamento ? ¿ Y las mejoras que habéis introducido desde el STAC y otras organizaciones del sector ?

 Estamos limitados por la Ley del Taxi, que no es mi Ley. A partir de ahí, intentamos intervenir para mejorarla desde nuestra perspectiva. Pero siempre teniendo en cuenta que si la ley fuera otra, el Reglamento seguramente también sería otro.

En la negociación estamos de acuerdo en lo que se ha introducido. Se han aceptado el 98% de nuestras propuestas. Y en especial en cuanto a las personas jurídicas, pues aunque el Reglamento permita que haya personas jurídicas, la realidad indica que es difícil que en Barcelona se puedan generalizar empresas de taxi, incluso con la dimensión que prevé el Reglamento (hasta 50 trabajadores). Y ello es así puesto que hay falta de asalariados. Prueba de esta falta de asalariados es que los empresarios se están lanzando a la contratación de inmigrantes de otros países como Marruecos o Ecuador.

El sistema de funcionamiento del taxi en Catalunya se asemeja al sistema francés. Compagina la pequeña empresa con el autónomo. En Francia no hay grandes empresas, salvo en París (una, llamada  G 7, que tiene página web propia) que viene de la primera guerra Mundial. Como en Barcelona la DAVIS, que luego vendió las licencias a los asalariados. El otro país con empresas generalizadas es Alemania. En el resto, funciona la empresa familiar.

El STAC siempre se mostró contrario a la Ley del Taxi, hasta el último momento, que votó a favor. ¿ Qué le indujo a éste cambio repentino ?

Nosotros paralizamos la Ley del Taxi un año antes. Después de hablar con CiU  y sobre todo con ERC, vimos que la Ley se iba a aprobar en el Parlament, pues tenían mayoría. Demagógicamente hubiera sido mejor no entrar a negociar nada, decir no a la Ley del Taxi , y tendríamos otra Ley del Taxi. Esta hubiera sido la salida más sencilla para nosotros, cara a la opinión pública y a los taxistas. Pero tendríamos una ley peor. Como nosotros no funcionamos con demagogia, sino que vamos a lo posible. Así que cuando vimos que se iba a aprobar nos dijimos: “vamos a intentar mejorar la Ley del Taxi”. A partir  de ahí tuvimos diversas reuniones, entre otras con el ex  conseller en cap Artur Mas. En ella se planteó que el Colegio Profesional no se crearía “por narices”, sino que  en todo caso sería el Consell Català del Taxi el que lo determinara. Para ello se buscó una fórmula ambigua (en la ley). Así pues, aún no siendo nuestra ley , la aceptamos a regañadientes, con los cambios y mejoras que introdujimos. Estaba claro que la ley salía adelante, con los votos de CiU, PP y ERC. A partir de ahí nosotros orientamos el voto de PSC e ICV. Les dijimos que se iban a quedar solos.Hay que recordar la “movida” la GTI, y los cambios de actitud de algunos que ahora están (tú lo sabes, no voy a decir nombres)… pero tú lo sabes que ha habido un cambio de actitud de organizaciones anteriores a la ley, y luego posteriores a la ley, un acercamiento a nuestras posiciones, cuando antes estaban enfrentadas. Eso lo ha visto cualquier taxista.Somos posibilistas, rehuimos la confrontación, intentamos sumar. Por eso ahora tenemos un tipo de relación diferente con aquellas organizaciones que por entonces estaban enfrentadas.Nos gustaría que hablaras un poco de la seguridad en el trabajo. Sobre todo a raíz de las últimas agresiones, como la del Hotel Alimara, los recientes acontecimientos acaecidos en Sevilla (parece ser que se ha detenido a los presuntos autores del asesinato del taxista sevillano). ¿ Cómo está el tema del 112 ? ¿ Qué tal su aplicación práctica ? ¿ Conoces algún caso de emergencia que se haya producido en Catalunya ?

Ayer hubo la reunión de la Comisión de Seguridad del Taxi de Catalunya (primera reunión con el nuevo Delegado del Gobierno). Se hizo una valoración. Hay unos 248 taxis que ya han montado el GPRS para la seguridad.

Ha habido una serie de problemas, entre otros 2400 señales de alarma falsas. Este nivel de fallos hace inviable el sistema, razón por la cual hay prevista una reunión con los fabricantes-montadores de aparatos y con el 112. La implantación del sistema de emergencias 112 lleva un año de retraso por un cambio en la plataforma.

Ha de quedar claro que la seguridad 100% en el taxi no se va a conseguir nunca, pues el taxi como profesión conlleva un cierto nivel de riesgo. Obviamente, hay que reducirlo al máximo, pero no será nunca un “blindado”.

El proyecto de seguridad que hay ahora es un proyecto del STAC. Pero el taxista es reacio al sistema de seguridad (por el desembolso). El STAC lo quiere obligatorio y subvencionado. Las subvenciones se alargan hasta el 2008.

Es curioso que se hable de una subvención de hasta el 75% , con un máximo de 450 euros, cuando la realidad nos enseña que el equipo es más caro, y por tanto el porcentaje de subvención a duras penas rebasa el 50%

La filosofía del acuerdo es del STAC: y sería repartir el coste en 4 partes (Estado, Generalitat, IMET y taxista). Los valores iniciales daban que el taxista pagaba el 25%. El equipo viene a costar unos 700 euros. Pero además permite la gestión de flotas, integrar un navegador…El problema no será que el equipo se subvencione más o menos.

En comarcas, STAC y FCT van codo con codo en todas las negociaciones. ¿ Podremos llegar a ver una fusión entre STAC y FCT en Barcelona y Área Metropolitana ?

El STAC es la organización más antigua en el sector del taxi (1972). Tenemos voluntad de sumar, pero no queremos perder nuestras señas de identidad. Si una organización coincide con nuestros postulados, no hay problemas para colaborar. Pero en todo caso, si se diera (esta circunstancia) no sería un proyecto a corto plazo, sino más bien a medio plazo. Nuestro enemigo no es la otra organización, sino la Administración.

¿ El taxista de Barcelona tiene los dirigentes que se merece ?

Hombre… yo no voy a entrar a valorar a los dirigentes, pues entre otras cosas me tendría que valorar a mí mismo.
Barcelona tiene una idiosincrasia totalmente diferente al resto de España. En las grandes ciudades no hay más de dos organizaciones del taxi. Aquí sin embargo tenemos un elemento histórico diferenciador: cuando se disuelve el Sindicato Vertical, este no se “reconvierte” en otra organización, como sí sucede en otras partes del Estado. Y ello es así porque en el resto de España no había una alternativa clara y fuerte al citado Sindicato, cosa que sí sucedía en Barcelona (el STAC funciona desde 1972). 

Todas las organizaciones que han ido surgiendo con posterioridad al STAC lo han hecho para contrarrestar la fuerza de esta organización.

Todos echan la culpa de todo al STAC. Pero hemos conseguido diversas cosas: entre otras la inclusión de los autónomos en la cobertura de Asistencia Sanitaria en la Seguridad Social (recuerdo que antes estábamos todos en L’Aliança). Quiero recordar que a nosotros nos quemaron tres taxis cuando defendíamos los dos días de fiesta. Esa es la realidad. Nuestro problema ha sido ser de izquierdas en un sector que es muy conservador.

El STAC ha sido siempre el enemigo a batir, porque ellos no tienen la capacidad que tenemos nosotros. El tema de los moto taxis, por ejemplo,  a las dos horas de salir estaba ya parado. Si nosotros no salimos, los moto taxis continúan. Igual con el tema del céntimo sanitario. En cualquier historia que aparece por ahí….alí estamos. Por ejemplo, matan a un compañero… yo tengo el móvil conectado día y noche… eso no lo hacen los demás. Ellos están a verlas venir. Critican por envidia. No tienen capacidad para intervenir. Por todo ello nos ven como el enemigo. Pero nosotros somos la única organización que dispone de patrimonio propio (los locales son del Sindicato, no de Miguel Tomás). Como no ha habido manipulación económica, se ha invertido todo en el patrimonio. Todo eso genera envidias.
Todos los movimientos que ha habido dentro han sido por el poder económico.

Hablas Tomás del futuro. ¿Miguel Tomás tiene sustituto ?

 Hombre… eso lo decidirá el próximo congreso del STAC. Yo no puedo decir nada al respecto. Pero lo que está claro es que yo, aún siendo el máximo dirigente del Sindicato, tengo un equipo de gente, taxistas y no taxistas. Está Luís Berbel, Orihuela, José María… toda una serie de gente joven, que ya han manifestado su deseo de implicarse en el Sindicato. Mi opinión es que el post- Tomás no será una persona, sino un grupo de personas. El año que viene dejo la Confederación del Taxi de España. Ello no significa que no colabore en algunos temas, pero siempre fuera de la Ejecutiva de la Confederación.
Igualmente, el próximo Congreso del STAC (el del año que viene) será el último al que me presente. Al igual que en la Confederación, podré colaborar en algunos temas (por ejemplo, en la formación, que es mi hobbie).
En resumen, dentro de cinco años Miguel Tomás deja el STAC. Eso está decidido con mi familia y con mis colaboradores. Yo no estaré como Brillas con 80 años en el taxi (claro que en su caso es un negocio privado, y éste no es mi caso). Yo haré otras cosas. Por ejemplo, soy presidente de la asociación de vecinos de mi barrio. Lo que no haré es irme a mi casa y sentarme.
Hemos hablado del futuro. Háblanos un poco del origen.

Yo empiezo en el taxi en abril de 1972. ¿ Motivos ? Trabajaba en la empresa RAM, y fui despedido de esta empresa por ser miembro del ilegal Comité de Empresa (por parte de CC.OO). Entonces tú calcula: me encuentro con 27 años, mujer y una hija, y sin trabajo. Entonces un amigo me plantea que podría trabajar de taxista. Yo no tenía ni el carné de primera. Y fui y me saqué el carné de primera y el carné de taxista (entonces el examen era muy simple).

Empecé de asalariado con un señor de la Av. Meridiana. Mi primera carrera fue desde allí a la Estació del Nord. Estuve algo más de un mes de asalariado. Y entonces mi amigo , que tenía una licencia arrendada, me habla de que podría trabajar como arrendatario. Me convence, le pido el dinero a mi madre (yo no lo tenía), me compro un coche y empiezo a trabajar como arrendatario.

Entonces, un día, cuando dejaba un pasaje en pl. Espanya, me vienen unas personas pidiéndome unas firmas. Me preguntan si estoy de asalariado o de arrendatario. Les digo que arrendado. Y firmo, pues era un grupo de arrendatarios que se había quedado fuera de la última concesión de licencias. Se buscó un abogado (Solé Barberá) que nos llevara todo el tema jurídico. Yo estoy en ese grupo, pero era uno más. Seguí trabajando mi taxi, como cualquier otro taxista.

Cuando en 1974 se conceden nuevas licencias, nos quedamos 150 arrendatarios fuera de esa concesión. Elegimos una comisión de tres personas (entre las que estaba yo) para llevar todo el tema de reclamación de licencia (nos iban a asesorar los que habían estado en el grupo anterior). A partir de ahí inicio mi actividad. Yo no tenía licencia, y los compañeros me dejan sus taxis para trabajar. Y compagino mi trabajo de taxista y mis tareas en ese grupo (ir al Ayuntamiento, al Sindicato Vertical…). Incluso viajo a Madrid para hablar personalmente con Viola (exalcalde de Barcelona) , cuando fue nombrado para un cargo en Madrid. Finalmente se amplia la concesión de licencia a todos aquellos que se habían quedado sin ella (los arrendatarios).

Se crea un movimiento de taxistas progresistas a nivel de todo el Estado (en el que estoy implicado). En 1977 se constituye, ya en la legalidad , el STAC (antes funcionaba de forma ilegal). El primer secretario del sindicato fue Marcelino Barrientos.Y el segundo, pues Miguel Tomás.

Además de mi actividad sindical, he tenido actividad política. He sido miembro del Comité Central del Partit dels Comunistes de Catalunya y del Partido Comunista de España. Es mi “otra vida”. Y la explicaré el día que me jubile (ya tengo quien la contará).

Hace 10 años que no trabajo en el taxi, pues no podía compaginar esta dedicación al Sindicato con trabajar en el taxi y mi familia. De hecho, esta doble dedicación ha sido una de las causas de la ruptura de mi primer matrimonio.

El mes pasado apareció en la web de itaxista un artículo,  firmado por David Colmenero,  sobre el color amarillo y negro de los taxis de Barcelona. En él se manifiesta el desacuerdo con este hecho, que se califica de “tortura” . ¿ Qué opinión tiene el STAC al respecto ? ¿ Qué se podría hacer para eliminar esta “imposición”, como ha sucedido en otras ciudades, como Madrid ?

Esto tiene una historia. Todo el mundo habla del blanco, pero nadie ha hecho nada por el blanco. En 1981 el STAC cogió un coche, lo pintó de blanco, le instaló un taxímetro, le pintó las cuatro barras de la bandera catalana (al estilo de Zaragoza) y lo estuvo paseando por todos los municipios del Área Metropolitana como una forma de alternativa.

Todo el mundo nos criticó por este hecho: se nos tildó de “extraterrestres”, que sí queríamos “cargarnos” el patrimonio cultural de la ciudad, que era una seña de identidad…Hubo hasta resoluciones en contra de Generalitat y Ayuntamiento. Creo que hoy por hoy, pensar en un cambio en esta cuestión es una pura utopía.

En Madrid como en Zaragoza… y en todas partes, eran sólo negros. Barcelona ha sido siempre una ciudad especial. El coche es negro y amarillo porque en aquella época los coches eran todos negros. Así pues la forma más fácil de distinguir a un taxi del que no lo era consistía en pintarlo de color amarillo.

( Claro… ya dijo Henry Ford…”puede usted comprar un coche del color que quiera, siempre y cuando sea negro”)

Por eso, sobre el negro que ya había, se pintó el amarillo.

Bien, pero este “patrimonio” de la ciudad tiene un sobreprecio que pagamos nosotros. El pintado de amarillo se cobra aparte. Y luego hay que despintarlo, una vez deja de ser taxi.

Este argumento no es válido hoy en día, pues cuando se autoriza un coche, éste se autoriza con el modelo ya pintado con los colores del taxi de Barcelona. Si no,  no se autoriza. Cobrar sobreprecio por el amarillo es ilegal.

Una última cuestión, que también apareció como artículo el mes pasado en nuestra web ( firmado por Benito Gómez), es el tema de la velocidad comercial. En concreto , se ha comentado justamente en nuestro Foro que el carril central de Passeig Colom está autorizado para taxi durante todo el día, pero la negligencia de algún funcionario hace que no podamos beneficiarnos ya de esta mejora. ¿ Qué se podría hacer al respecto ?

El hecho de poder usar este carril de noche fue posible gracias a la intervención del STAC. Los carriles bus-taxi fueron pintados por el STAC (eran sólo carriles de Bus). El STAC es la única organización del taxi que está en el Consell de la Circulació de l’Ajuntament de Barcelona. Nuestro Estudio de Paradas no lo tiene ni el Institut del Taxi.

Ninguna organización del taxi de Barcelona interviene en el tema de circulación, pues no tienen interés ninguno en ello. Están en otra vía. No ven la realidad del taxi: más velocidad = reducción de tarifas para el cliente = incremento de recaudación para el taxista.

En esta misma línea , hemos pedido carriles taxi extrametropolitanos de entrada a Barcelona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .